martes, 21 de abril de 2015

Fofucha doctora ginecóloga

¿Qué tal, amigos? Ya hacía tiempo que no me sentaba un rato a charlar con vosotros, y lo cierto es que tampoco tengo excusas del tipo "he estado de aquí para allá sin parar" o "me he perdido en una isla desierta y no tenía internet", simplemente no he escrito porque no he escrito, no hay más. Y la cuestión es que sí que tenía cosas que contaros, como que Trenda Lerenda... ¡ha hecho su primera fofucha! Lo sé, yo también estoy tan emocionada como todos vosotros, mis fieles y miles de millones de lectores, que me seguís allende los mares (esto último es cierto, que conste). Pues eso, que el "fofuchero" era un mundo totalmente nuevo y desconocido para nosotras, que apenas habíamos trabajado con la goma eva o foamy, pero gracias a tutoriales tan chachis como los de El rollo de Eva, El taller de Ire o Como arreglo creo que hemos salido del paso. Porque el fofuchismo nos vino como encargo, no es que nos levantáramos un día cualquiera las trendas y la lerenda con el pie fofucho, no es tan sencilla la cosa. El fofuchismo, cuando viene, avisa, y en nuestro caso se manifestó con forma de doctora, pero no de una doctora cualquiera, sino de una ginecóloga coruñesa nada menos, que se dice pronto, pero no es tan fácil, que sus seis años como mínimo se ha tenido que tirar de chapatoria para ayudar a traer a esas cositas arrugadas y lloronas al mundo, porque al parecer el servicio público de transporte beberil que prestaban las cigüeñas ha sido privatizado y ahora le han encomendado a las médicas y médicos que realicen esa labor, por eso nuestra muñeca lleva un bebé en brazos, no es porque esté conciliando vida laboral y familiar...
Para los que os estéis preguntando todavía qué son las fofuchas (o "popuchas", como las llama mi madre... es que ella siempre ha sido muy popera) os diré que son unas muñecas originarias de Brasil hechas con goma eva y porexpán que, más que por ser fofas, se caracterizan por su cabeza y sus pies sobredimensionados;  yo más bien las llamaría cabezonas, pero no soy nadie para llegar ahora de chula a cambiarles el nombre a los brasileños después de tanto tiempo...
Pues ya está, todo este rollo para decir que he hecho una fofucha... Y vosotras y vosotros, ¿sóis fofucheros? ¿Os han hecho alguna fofucha personalizada? Contadme, contadme, que quiero saber, no seáis tímidos.

Fofucha ginecóloga.


2 comentarios:

  1. Jajaja, me ha gustado mucho esta nueva creación además de tus comentarios en el blog, como siempre. Siempre me han atraído las fofuchas y me pregunto cómo sería una de azafata de avión, que es mi profesión. Cómo lo veis las trendas y la lerenda?

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Es una alegría saber que alguien me lee, ya empezaba a pensar que era la loca de los blogs que escribe sola jajaja. Pues una fofucha azafata... depende de la compañía! ;-p

    ResponderEliminar

Y tú, ¿qué opinas?